El buen tiempo ha llegado y, con él, se despiertan las ganas de salir y disfrutar. Es hora de gestionar las vacaciones o una pequeña escapada con nuestro coche eléctrico, empezando por decidir cuándo y dónde nos vamos. ¿Tienes dudas? Prueba alguno de los dos destinos que te proponemos y descubre el placer de viajar.

Si somos propietarios de un automóvil eléctrico, a estas alturas ya sabemos que podemos llegar muy lejos. Como muestra un botón: si tenemos un Renault Megane E-Tech, será posible recorrer 470 km del tirón; con un Zoe E-Tech, 390 km; y con el pequeño Twingo E-Tech, hasta190 km. Por supuesto, esto es solo con una carga completa, porque siempre podemos parar a recargar en algún punto público mientras tomamos café, hacemos la compra o pasamos la noche, e ir sumando kilómetros a nuestros trayectos.

 

Y es que recargar durante un viaje es ahora más sencillo que nunca gracias a las apps móviles para buscar puntos de recarga. En el caso de Renault, tenemos app MyRenault, que nos permite conectar nuestro smartphone al coche y localizar los mejores puntos de carga según nuestra ruta, el nivel de la batería, el tipo de conexión…

 

Si además la integramos con el servicio Mobilize Charge Pass, el proceso se simplifica mucho, ya que podremos consultar las tarifas con antelación y pagar con una única tarjeta en una extensísima red, con 2.600 puntos en España y 300.000 en toda Europa. Así, solo basta un poco de planificación y escoger la ruta que más se adapte a nuestro estilo de vida. Aquí están nuestras sugerencias. ¡Vamos de viaje!

  • Miradores de estrellas en Extremadura

 

Si somos de los que prefieren huir de playas atestadas, sin duda, el turismo de interior es una excelente opción. Extremadura es cada vez más conocida y frecuentada como destino de turismo rural, cultural y, sobre todo, de naturaleza, por lo que desplazarnos en coche eléctrico cobra mayor sentido si cabe. La región de la dehesa y la encina cuenta además con un tesoro que se esconde a los ojos de todos hasta caer la noche: su cielo estrellado.

 

Y es que Extremadura es uno de los lugares de la península más favorable para el llamado “astroturismo” o turismo de estrellas gracias a su cielo limpio y sin apenas contaminación lumínica. Con una extensa red de rutas y experiencias en torno a sus miradores celestes, circulando con un coche eléctrico y sin emisiones contaminantes nunca habremos estado más en armonía con la naturaleza.

 

Si venimos desde Madrid, podemos seguir una ruta que incluye dos de los tres enclaves extremeños certificados por la fundación internacional Starlight. Por un lado, el Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres, donde podemos contemplar las estrellas acompañados del rumor de los ríos y las aves. Por otro, el Lago de Alqueva, incluidos los catorce municipios transfronterizos que descansan junto a sus orillas. Es posible hacer casi todo el camino por la A-5, donde encontraremos varios puntos de recarga, o parar en localidades como Navalmoral, Mérida o Badajoz, donde podemos encontrar puntos gratuitos en supermercados y centros comerciales.

 

Por su parte, si nos acercamos desde el norte, podemos incluir en nuestra ruta el tercer enclave certificado como Destino Turístico Starlight, la comarca de Las Hurdes. En este caso, es recomendable hacer el trayecto entre esta comarca y el Parque Nacional de Monfragüe por la A-66, aunque sea un poco más largo, nos ofrece más opciones para recargar si es necesario. Si circulamos en un Renault Megane E-Tech con Google Maps integrado, el sistema nos ofrecerá la mejor ruta teniendo en cuenta el nivel de batería restante.

  • Turismo de museos por Andalucía

 

Las costas de Málaga, Huelva o Cádiz son de las más solicitadas; pero, si buscamos un plus cultural, podemos dirigir la vista a sus museos siguiendo esta nueva ruta que os proponemos. Y, como vamos en un coche eléctrico, no tendremos que preocuparnos de restricciones de movilidad para adentrarnos en las urbes.

 

En la capital onubense, podemos visitar el Museo de Huelva, un coqueto espacio que, con obras procedentes de otros centros importantes, nos servirá para conocer mejor a algunos de los grandes artistas de la provincia. Otra parada interesante es el Muelle de las Carabelas, en la cercana localidad de Palos de la Frontera, que recoge las reproducciones de las famosas embarcaciones de Colón. Conviene apuntar que el Ayuntamiento de Huelva ha ampliado recientemente la red municipal de puntos de carga, por lo que lo tendremos muy fácil mantener llena la batería del coche durante nuestra estancia.

 

A continuación, podemos poner rumbo a tierras gaditanas para surfear en sus playas y luego recalar en el Museo de Cádiz. Su pinacoteca está dominada por el Barroco, y cuenta con obras de Zurbarán, Murillo o Rubens. Aunque quizás lo más destacable esté en su sección arqueológica: los sarcófagos fenicios, entre los que sobresale la famosa Dama de Cádiz. Si queremos aprovechar la visita para cargar el coche, lo ideal es utilizar la app MyRenault para localizar los puntos de carga más adecuados, ya que escasean en la localidad.

 

Concluimos en la Costa del Sol. El Museo Picasso de Málaga es el más conocido y visitado de toda Andalucía, por lo que es más que recomendable que compremos las entradas con antelación. También debemos reservar tiempo para visitar el Museo Carmen Thyssen, centrado en pintura española y andaluza de los siglos XIX y XX; o el Centro Pompidou de Málaga, sede del famoso museo parisino con muestras del siglo XX y XXI. Todos ellos están muy cerca, por lo que podemos visitarlos a pie mientras dejamos nuestro coche cargando en alguno de los puntos que salpican la ciudad.

 

La autonomía de los coches eléctricos de Renault es más que suficiente para desplazarnos de una a otra de estas ciudades. No obstante, ojo, porque los puntos de recarga en la A-49 (Huelva-Sevilla), AP-4 (Sevilla-Cádiz) y A-92 (Sevilla-Málaga) escasean. Así, cabe la posibilidad de tomar la capital hispalense como parada intermedia y, de paso, visitar su Museo de Bellas Artes, sin duda una de las galerías más importantes de España. Lo más sencillo es planificar con antelación la ruta con la app MyRenault, haciendo coincidir los momentos de recarga con la visita a los museos, y compartirla posteriormente con nuestro coche eléctrico.

 

 

José Ramón Martínez Fondón, apasionado de la automoción con más de 12 años de experiencia hablando del motor en prensa escrita y medios digitales.