Desgaste

Las escobillas

Las escobillas además de ser elementos esenciales para tu seguridad, son también un elemento de confort durante la conducción.

No debes descuidar su mantenimiento ya que garantizan una mayor calidad en tu visibilidad y, en consecuencia, tu seguridad. Además, no debes olvidar que forman parte de los elementos verificados en la Inspección Técnica de Vehículos.

Para garantizar la visibilidad en toda circunstancia, Renault te aconseja:

  • Cambiar las escobillas una vez al año
  • Poner al día regularmente el nivel de líquido lava parabrisas 

Para ello Renault te ofrece diferentes tipos de escobillas.

Puedes consultar la Guía de precios de taller aquí.

Los frenos

Utilizados en cada trayecto, los frenos forman parte del "Triángulo de seguridad" junto con los neumáticos y los amortiguadores.

Un control periodico de tus pastillas y sustituirlas cuando están desgastadas, te permitirá alargar la duración de tus discos de freno. De este modo evitarás perder el control de tu vehículo en caso de frenada brusca. Para conservar mejor tu sistema de frenado y garantizar tu seguridad, Renault recomienda:

  • Controlar las pastillas de freno cada 20.000 km o cada 2 años
  • Cambiar el líquido de frenos cada 120.000 km o cada 3 años
  • Controlar tus frenos, pastillas o discos en cada revisión y limpiarlos y controlarlos cada 60.000 km si son frenos de tambor

Para ello nuestros talleres Renault te proponen precios adaptados a tu necesidad y a las carácterísticas de tu vehículo.

Puedes consultar la Guía de precios de taller aquí.

La batería

Para conservar mejor la batería de tu vehículo te recomendamos:

  • Controlar regularmente tu batería cada 30.000 km o cada 2 años
  • Cambiar tu batería cada 60.000 km o cada 4 años
  • Controlar el circuito de arranque antes del verano y del invierno para evitar averías causadas por el cambio de temperatura

Puedes consultar la Guía de precios de taller aquí.

Amortiguadores

Los amortiguadores forman parte del “Triángulo de seguridad” junto con los frenos y los neumáticos.

Para mantener en óptimas condiciones la amortiguación de tu vehículo recomendamos:

  • Controlar los amortiguadores en cada revisión Renault
  • Cambiarlos cada 80 000km
  • Efectuar un control de la geometría en el cambio de amortiguadores
  • Remplazar el kit de suspensión al mismo tiempo que tus amortiguadores (por seguridad y ahorro de mano de obra)

Nuestros talleres te propondrán una solución adaptada a tus necesidades.

Puedes consultar la Guía de precios de taller aquí.