Confort

Climatización automática

La climatización regulada ofrece un mayor confort térmico, que permite a los ocupantes seleccionar la temperatura que deseen.

   

Sensores de lluvia y luminosidad

Los limpiaparabrisas delanteros, de cadencia automática, se ponen en marcha y adaptan su velocidad de barrido en función de la intensidad de la lluvia.

Un sensor de luminosidad enciende activa automáticamente el encendido de las luces cuando se hace de noche o cuando entras en un túnel

Retrovisor antiescarcha

Una resistencia eléctrica, situada detrás del espejo, calienta la superficie cuando se activa el calefactor de la luna trasera está activado.

   

Sensor de toxicidad

Integrados en la climatización regulada, un sensor de toxicidad y un filtro combinado de polen/carbón activo permiten reducir la contaminación en el habitáculo. Los filtros reducen las partículas finas (polen, polvo) y contaminantes (gases de escape, olores) y los conductos de entrada de aire se cierran de manera automática cuando se detecta un nivel de contaminación elevado en el exterior.

  

Lunas traseras sobretintadas

- Personalizan el vehículo.
- Preservan la intimidad y los espacios privados.
- Protegen del calor y reducen el deslumbramiento.