El futuro eléctrico autónomo y conectado

Una conducción autónoma en un salón sobre ruedas

Gracias a sus diferentes modos de conducción autónoma, la conducción manual ya no es necesaria con el Symbioz...Solo es opcional, por mero placer. En modo salón, sus asientos delanteros giran 180º para ofrecerte una experiencia de viaje única. Si no fuese porque a través de su techo acristalado ves pasar el paisaje, no percibirías que te encuentras en la carretera.

Un ecosistema totalmente conectado

Symbioz lleva  la conectividad y la domótica a su paroxismo. Tu casa recarga automáticamente el coche y este es capaz de abastecer las necesidades eléctricas de tu casa. Una interconexión que permite que casa y coche se reconozcan y anticipen sus necesidades recíprocas. Con Symbioz, evolucionarás en un ecosistema digital sin límite de espacio, dedicado al placer de vivir.