Seguridad

Prevenir las situaciones de riesgo, corregir el dominio insuficiente del vehículo y, en los casos más desfavorables, proteger a todos los ocupantes: Mégane Sedan ofrece una seguridad a medida.

Para ayudarte a anticipar los riesgos: proyectores con lámparas de xenon, sistema de control de la presión de los neumáticos… Al volante de Mégane Sedan, identificarás más rápido un incidente o peligro y así adaptar tu conducción.

 

Proyectores con lámparas de Xenon* 

 

Ver mejor y más lejos
Los proyectores de xenon iluminan la carretera y sus bordes con una luz próxima a la diurna a una distancia cercana a los 100 m.

Ventajas

  • Ver antes y más lejos: dispones de más tiempo para anticiparte a los obstáculos, leer una señal y tomar la decisión correcta.
  • Confort de visión incomparable: acaba con los ojos cansados, el reglaje automático de la altura del haz luminoso permite optimizar la iluminación evitando molestar a otros conductores
  • Ver más tiempo: las lámparas de xenon duran 4 veces más que las lámparas clásicas.
 

* En opción según versión

 

 

Sistema de control de la presión de los neumáticos*

 

Controlar la frenada de emergencia
Combinado al ABS que evita bloquear las ruedas para mantener una adherencia óptima, el Sistema de Asistencia a la Frenada de Emergencia (SAFE) ayuda al conductor a parar el vehículo en el menor espacio posible en situaciones críticas.

Ventajas

  • Ganar metros preciosos: el sistema graba la velocidad de presión del pedal, lo interpreta y, en caso de emergencia, genera una supresión en el circuito de frenado. La potencia de los 4 frenos de disco se explota plenamente y permite ganar alrededor de 6 metros a los 120 km/h.
  • Conservar el control del vehículo: frenada recta, ruedas sin bloquear, el SAFE y el ABS se complementan para un óptimo control.
  • Señalizar el peligro: el alumbrado automático de los faros de frenada previenen a los otros conductores.

* En opción según versión

Para estar siempre en el buen camino. El Mégane Sedan se adapta a todos los estilos de conducción y asiste al conductor en las situaciones que lo necesita: Sistema de Asistencia a la Frenada de Emergencia, control dinámico de conducción ESP, encendido automático de las luces de emergencia,… el Mégane Sedan se fusiona con la carretera.

 

Sistema de asistencia a la frenada de Emergencia y ABS

 

Controlar la frenada de emergencia
Combinado al ABS que evita bloquear las ruedas para mantener una adherencia óptima, el Sistema de Asistencia a la Frenada de Emergencia (SAFE) ayuda al conductor a parar el vehículo en el menor espacio posible en situaciones críticas.

Ventajas

  • Ganar metros preciosos: el sistema graba la velocidad de presión del pedal, lo interpreta y, en caso de emergencia, genera una supresión en el circuito de frenado. La potencia de los 4 frenos de disco se explota plenamente y permite ganar alrededor de 6 metros a los 120 km/h.
  • Conservar el control del vehículo: frenada recta, ruedas sin bloquear, el SAFE y el ABS se complementan para un óptimo control.
  • Señalizar el peligro: el alumbrado automático de los faros de frenada previenen a los otros conductores.

 

 

 

Control dinámico de estabilidad (ESP) con Control de subviraje (CSV)

 

Controlar la trayectoria El control dinámico de estabilidad (ESP) es un corrector electrónico de trayectoria. Completado con el CSV (Control de subviraje), permite evitar una salida de la carretera, ligada a una pérdida brutal de adherencia o a una salida de la carretera en curva.

Ventajas

  • Control permanente de la trayectoria: el ESP unido al CSV reduce los riesgos de una vuelta completa de dirección en caso de volantazo involuntario, o subviraje.
  • Control óptimo del vehículo en situación extrema: el sistema funciona frenando en una o varias ruedas y regulando el régimen motor, con el fin de mantener el vehículo en su trayectoria.
  • Advertir al resto de vehículos: las luces de emergencia se conectan automáticamente y advierten a los otros conductores de la situación de peligro.

 

Ver el vídeo

Para preservar la integridad del habitáculo. Con su estructura, que protege a todos los ocupantes, unida al Sistema Renault de Protección de 3ª generación, la seguridad está en el centro de Mégane Sedan.

 

Sistema Renault de Protección de 3ª generación (SRP III)

 

Seguridad máxima para todos
El SRP III asegura una misma protección para todos los ocupantes gracias a un dispositivo de 6 a 8 airbags* asociado a cinturones adaptativos con doble pretensionador y limitador de esfuerzo.

Ventajas

  • Proteger el tórax: ante un choque, los pretensores de los cinturones previenen el deslizamiento del ocupante fuera del asiento, tirando simultáneamente de las dos partes del cinturón. Una vez éste se ha bloqueado, los limitadores de esfuerzo reducen la presión ejercida en el tórax.
  • Proteger el rostro: los airbag delanteros adaptativos estás dotados de dos aperturas que se hinchan consecutivamente según la violencia del impacto. Equipados de elementos que evacuan el gas de los airbag, limitan la presión en el ocupante al final del choque.
  • Proteger el abdomen: dispositivo específico de Renault Mégane Sedan, el airbag antideslizamiento completa el sistema e impide el deslizamiento del pasajero por debajo del cinturón ventral.
  • Preservar de los choques laterales: en caso de choques laterales, un airbag en forma de cortina se abre a lo largo de los cristales y amortigua el choque de la cabeza de los ocupantes contra las puertas. El tórax se protege por los airbag laterales** situados en el respaldo de los asientos delanteros y en los paneles traseros.


  • *Según versión