Seguridad y tecnología

Renault da un paso más en tecnología electromagnética

Desde mayo de 2006, el centro arranca su actividad con un triple objetivo: asegurarse la inmunidad de los vehículos frente a perturbaciones electromagnéticas exteriores, controlar las ondas emitidas por los vehículos y medir las prestaciones de las antenas de radio. 

Renault seguirá así estudiando el campo de la CEM. Pero con una ventaja clara: al reagrupar en un mismo centro las competencias y medios técnicos de los especialistas en electrónica, se adecua el despliegue de la electrónica utilizada por los dispositivos de seguridad (ABS, ESP, airbags...).

 

Y, además, estas instalaciones permiten que los plazos para realizar los test y validación de vehículos se reduzcan, en un contexto de desarrollo sin precedentes de la gama Renault. Siempre al servicio de la seguridad y el confort, el centro CEM permite a Renault aumentar su experiencia en prestaciones eléctricas y electrónicas.

 

De esta forma, los equipos disponen de medios suplementarios para continuar sus trabajos en el terreno de la inmunidad, es decir, la aptitud de un vehículo para resistir las perturbaciones electromagnéticas exteriores y del mutismo, la capacidad del vehículo para funcionar sin perturbar el ambiente electromagnético en el que evoluciona.


En 1800 m2, el centro CEM recoge las últimas tecnologías en compatibilidad electromagnética. Todo un sistema industrial en el que sus técnicos trabajan en el seno del equipo CEM y de la Dirección de Ingeniería Eléctrica, así como de los sistemas electrónicos del Tecnocentro de Renault.


En definitiva, una primicia mundial, en la que se han invertido 10 millones de euros.