Nuestra historia en la Fórmula 1

Primeros pasos en el automovilismo

Nuestra historia en el automovilismo comenzó con la llegada de Amédée Gordini, conocido por sus bólidos de Grand Prix. Renault construyó su fábrica de Viry-Châtillon para poder albergar sus creaciones. Gracias a Gordini, Renault se concentró primero en un motor V6 de 2,0 L que se presentó en enero de 1973. Resultó ser competitivo en el prestigioso Campeonato Europeo de Automóviles Deportivos de 2,0 L. 

Fortalecido por este éxito, Renault se incorporó al Campeonato del Mundo de Vehículos Deportivos de la FIA y desarrolló una versión turbo del motor.

Nuestros primeros pasos en la Fórmula 1

Renault Sport se fundó oficialmente en 1976, cuando se lanzó un programa de competición de monoplazas: Fórmula 2, Sport Le Mans. Más tarde, Renalt hizo su debut como escudería en la Fórmula 1 en 1977. La marca fue pionera gracias a una innovación fundamental: el turbo. Mientras sus competidores usaban motores atmosféricos, Renault ideó un potente motor V6 con turbocompresor. Paralelamente, Didier Pironi y Jean-Pierre Jaussaud ganaron las 24 Horas de Le Mans de 1978 gracias a su Alpine-Renault A442B, impulsado por el motor Renault V6 turbo. La marca del rombo se alzó con su primera victoria de Fórmula 1 en 1979, en el Grand Prix francés, con Jean-Pierre Jabouille al volante del RS11.

A principios de los ochenta, Renault ganó 15 Grand Prix y terminó segundo en el Campeonato Mundial de 1983 gracias a Alain Prost, antes de retirarse de la competición al finalizar la temporada de 1985. Renault acertó de lleno con su apuesta por el motor turbo, en el que nadie confiaba en aquel momento.

Un retorno ganador

Renault regresó a la Fórmula 1 en 2001 con la compra de la escudería Benetton, antes cambiar oficialmente su nombre a Renault F1 Team en 2002.

El éxito del Renault F1 Team coincidió con el de Fernando Alonso, que obtuvo el título de piloto campeón del mundo durante dos años consecutivos, en 2005 y 2006. La nueva escudería ganó también dos títulos como mejor constructora en ese mismo periodo.

En 2011, Renault prefería concentrarse en sus actividades como fabricante de motores para otras escuderías, así que el equipo Renault F1 Team se vendió a Genii Capital. Los motores Renault impulsaron a la escudería Red Bull Racing hacia la victoria en el Campeonato Mundial con cuatro títulos a la mejor constructora de 2010 a 2013. Sebastian Vettel se convirtió en una leyenda al obtener el título de cuádruple campeón del mundo más joven de la historia de la Fórmula 1.

Un palmarés extraordinario

Renault presume de un palmarés inigualable en la Fórmula 1. En sus 38 años en la disciplina, Renault ha competido con los mejores especialistas.

Nuestra lista de trofeos es incomparable:

- 12 títulos a la mejor constructora
- 12 títulos al mejor piloto
- 165 victorias
- 213 pole positions: ¡un récord batido en 2013!

El inicio de una nueva aventura

En 2014, la Fórmula 1 experimentó un auténtica transformación con la introducción de la tecnología de motores de vanguardia. Nuestro nuevo grupo motopropulsor de Fórmula 1 combinó la arquitectura de nuestra antigua generación de motores sobrealimentados con potentes motores eléctricos y una batería de sistemas sofisticados de recuperación de energía. El consumo se vio también reducido en un 40 % pese a mantener un dinamismo y rendimiento similares.

Seguimos fabricando para Red Bull Racing, Scuderia Toro (su escudería hermana) y Lotus F1 Team, pero la batalla no era fácil. Tras reexaminar por completo su estrategia, a finales de 2015 Renault anunció su retorno como constructora de pleno derecho.

Así, en 2016 reanudamos nuestra andadura en la Fórmula 1 como constructores oficiales bajo la insignia Renault Sport Formula One Team. Comprometidos durante al menos 9 años, nuestro objetivo es competir en los títulos mundiales y ocupar una vez más el puesto más alto del podio.