Medio ambienteRenault y el vehículo eléctrico

Renault y el vehículo eléctrico

 

La presentación de un nuevo modelo en un Salón es siempre un momento especial. Pero la de Z.E. Concept en el último Salón del Automóvil, en París, fue mucho más que eso. Más allá de las ventanas de color verde fluorescente, tan sorprendentes como futuristas, o de los paneles solares integrados en el techo, este revolucionario vehículo ha conseguido mostrar que el mundo del automóvil está a punto de cambiar de era... y de aires. Lo ha confirmado Carlos Ghosn, recordando la orientación estratégica del constructor: "Hemos llegado a la conclusión de que para conciliar a largo plazo medio ambiente, movilidad y energía, la optimización de motores convencionales no es suficiente. Se requiere una ruptura. No se trata de reducir un 20 ó 30% las emisiones, sino de pasar directamente a cero emisiones".

UN COCHE PARA TODOS

Z.E. Concept demuestra que es posible. Basándose en el nuevo Kangoo be bop, este ‘concept car' configura los futuros vehículos eléctricos de Renault. Equipado con una batería ión-litio, de fácil uso, confortable y con buenas prestaciones, reúne además numerosas innovaciones destinadas a integrar del mejor modo posible el consumo de energía y así poder proporcionar una autonomía óptima. Además, se pretende que este coche esté al alcance de todos. Porque la ambición de Renault es precisamente ésa.

Se acabaron los vehículos eléctricos que recargan sus baterías en unas pocas estaciones, en una zona restringida. Junto a Nissan, Renault quiere expandirse gracias a nuevas soluciones, tanto técnicas como de infraestructuras de recarga de baterías y con un modelo económico viable. No se hizo así en el pasado, pero así será en el futuro. Nissan comercializará sus primeros vehículos 100% eléctricos en 2010 en Estados Unidos y Japón, Renault continuará en 2011 en Israel y en Dinamarca. Pero sólo es el principio. Destinado sobre todo a una clientela ubicada en el extrarradio, que utiliza diariamente su vehículo para ir de compras, desplazarse hasta el trabajo o escaparse el fin de semana, el ‘concept car' de Renault tiene como objetivo, en un primer momento, la conquista de Europa. Lo hará con un vehículo 100% nuevo, que no será una transformación de un modelo con motor tradicional, existente o futuro; se situará en el segmento B (Clio, Modus) y su comercialización está prevista para 2012.

HACIA UNA GAMA COMPLETA

Un año antes (2011), Renault sacará una berlina de tres cuerpos en versión eléctrica, que responde a los deseos del mercado israelí y a otros fuera de Europa. También se prevé una versión eléctrica de Kangoo V.U. Deseosos de reducir su huella de CO2 (¡y la factura de carburante!), los clientes de grandes flotas deberían ser los precursores al inclinar la balanza del parque automovilístico hacia lo eléctrico. De ahí la voluntad de proponerles un vehículo que responda a sus necesidades desde 2011, privilegiando a Europa en un primer momento. Otros vehículos completarán el programa de fabricación de las factorías Renault en Francia, entre las que se encuentra la de Flins, como ya anunciara Carlos Ghosn el pasado 30 de septiembre. Así pues, Renault sacará a la luz tres modelos, dos de los cuales lo harán en un futuro muy próximo. En este nuevo mercado donde la competencia multiplica sus anuncios y proyectos, Renault pasa claramente a la ofensiva y saldrá victorioso en el nuevo campo de batalla de la industria automovilística. Renault y Nissan quieren convertirse en líderes.

Y tienen los medios. Primero, porque Renault no es un novato en lo eléctrico. Recordemos, entre otros, Kangoo Elect'road o la experiencia de vehículos de autoservicio Praxitèle. Además, los dos constructores de la Alianza están preparados. "Ya tenemos todas las piezas del puzzle para empezar a fabricar este vehículo en grandes cantidades a corto plazo", ha recordado Carlos Ghosn durante la presentación de Z.E. Concept en el Salón del Automóvil de París. "La autonomía de la batería, la optimización del consumo energético, las prestaciones, el placer de conducción y, finalmente, los acuerdos de comercialización". Además, en Israel, Dinamarca, Portugal o Estados Unidos, la Alianza trabaja en la construcción del contexto indispensable para conseguir un lanzamiento a gran escala.

También se está negociando con los gobiernos aspectos fiscales; con colaboradores (como Project Better Place o el productor francés de electricidad EDF), la  creación de infraestructuras de recarga de baterías, y con otros constructores, que estas estructuras estén, por el interés de todos, lo más estandarizadas posibles. La aventura del vehículo eléctrico Renault, que, a largo plazo, irá de la mano del desarrollo de la ‘pila de combustible', no ha hecho más que comenzar.

UN PROGRAMA «MADE IN » ALIANZA

LOS FUTUROS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS SERÁN LOS HIJOS DE LA ALIANZA.

Más que avanzar en paralelo con sus respectivos proyectos, Renault y Nissan han elegido repartirse las funciones. Renault desarrolla los motores eléctricos, y Nissan las baterías. El constructor japonés ha creado para ello una alianza estratégica con NEC, líder mundial de electrónica e informática, también japonés. Esta superioridad permite a la Alianza contar con una auténtica ventaja competitiva, tanto en lo referido a soluciones técnicas como en materia de  industrialización, que supone un complejo y costoso proceso. Este reparto de funciones no impide que cada constructor desarrolle y comercialice sus propios vehículos.

ENTREVISTA A SERGE YOCCOZ

Serge Yoccoz,

Director del proyecto estratégico Vehículo Eléctrico

 

Se han desarrollado proyectos para vehículos eléctricos, incluso Renault lo intentó, sin que por ello alcanzaran gran éxito. ¿A qué es debido?

La razón principal estaba relacionada con la química de las precedentes generaciones de baterías. Su débil capacidad para recargarse obligaba a incluir grandes baterías y además, tenían una autonomía limitada a menos de 100 km. Por otra parte, tenían una degeneración rápida, de dos a tres años. La tecnología ión-litio ha venido a resolver estos dos problemas. La densidad de energía de las baterías de litio permite una autonomía que podría llegar a alcanzar los 200 km. al principio de vida. Además, estas baterías tienen una durabilidad de diez a doce años, con varios miles de ciclos de recarga. Finalmente, y esto es fundamental, su precio, mucho menos elevado que el de las precedentes baterías, deja abierta la posibilidad de colocar en el mercado vehículos cuyo coste total de utilización es inferior al de los modelos con motores convencionales equivalentes. Esto es lo que nos permitiría alcanzar nuestro objetivo de desplegar a gran escala en el mercado vehículos eléctricos.

 

¿Cómo puede imponerse el motor eléctrico 100% frente a los híbridos?

Porque no necesita dos motores. El híbrido es una tecnología de arquitectura complicada cuyo coste es elevado. Posteriormente, queda la cuestión de la autonomía y del sentimiento de libertad percibido por nuestros clientes. Si nos limitamos a las infraestructuras de recarga precedentes -la recarga en el domicilio o en el trabajo -, el coche eléctrico saldría perdiendo frente al híbrido. Por esta razón, trabajamos para conseguir una red de estaciones de servicio que permitan cambiar la batería en cinco minutos o realizar una recarga completa en veinte o treinta minutos para, por ejemplo, regresar a casa. El aumento de la autonomía mediante esta red nos permitirá competir con los híbridos.

 

¿Por qué lanzar los primeros modelos en Israel o Dinamarca?

Si bien es cierto que queremos la independencia del vehículo eléctrico frente a las ayudas fiscales, también lo es que éstas son necesarias para el lanzamiento en grandes cantidades. Israel y Dinamarca son dos países donde la fiscalidad es muy alta. Hemos conseguido acuerdos con sus respectivos gobiernos para instaurar una diferenciación fuerte de la fiscalidad entre los vehículos eléctricos y los tradicionales. Pero también estamos en contacto con muchos otros países. Y tenemos numerosas razones para creer en el éxito de estas gestiones. El sector automovilístico representa entre el 35 y el 40% de la factura petrolífera de un país. Cualquier posibilidad para reducir dicha factura y toda oportunidad de minimizar las emisiones de CO2 interesan enormemente a sus respectivos gobiernos. Esto llevaría a Renault a anunciar el lanzamiento a corto plazo de vehículos eléctricos en nuevos mercados.

 

¿Cuál es el estado de ánimo en el seno del programa Vehículo Eléctrico?

Trabajamos en un proyecto difícil y donde el componente de innovación es muy importante en comparación con un vehículo tradicional. Además, nos encontramos en una carrera contrarreloj con nuestros rivales, en la que la Alianza muestra una clara intención de convertirse en el líder. Este contexto suscita un gran entusiasmo y una fuerte motivación en el seno de los equipos (Ingeniería, Producto, Comercio...). Buena prueba de ello es la cantidad de candidaturas espontáneas que recibo regularmente de todos los sectores de la empresa. Para un director de programa esto es sumamente apasionante, a la vez que gratificante.

Z.E. CONCEPT, LA INNOVACIÓN DE “BAJO CONSUMO”

El diseño de Z.E. Concept ha sido pensado para optimizar el consumo de energía de todas las funciones que consumen demasiada electricidad, para limitar las pérdidas de energía y para aumentar la autonomía. Revista de imágenes de las innovaciones de un vehículo revolucionario.

 

1/ Ventanas verde fluorescente que ofrecen un aislamiento térmico óptimo.

 

2/ Pintura atérmica y carrocería compuesta por una capa aislante en la que se retiene el aire siguiendo el principio de una botella termo. Permite reducir al máximo las diferencias de temperatura entre el exterior y el interior para reducir el consumo de energía del aire acondicionado o de la calefacción.

 

3/ No busquen los retrovisores. Para no penalizar la aerodinámica, han sido remplazados por cámaras

perfiladas y de bajo consumo, alimentadas por los paneles solares situados en el techo.

 

4/ Tablero de bordo que indica donde encontrar un aparcamiento, o los lugares de recarga más próximos, teniendo en cuenta la autonomía restante.

 

5/ Paneles solares que alimentan el sistema de regulación de la temperatura del habitáculo. Arquitectura innovadora de difusión de calor y de frío pensado para una relación prestaciones - consumo muy eficaz.

 

6/ Faros que funcionan con la ayuda de diodos electroluminiscentes, que consumen muy poca electricidad.

 

7/ Barra luminosa que informa de la autonomía restante antes de subir al vehículo

ENCHUFADO DESDE HACE 50 AÑOS

1957-1961: doscientos Dauphine son electrificados en Estados Unidos con el nombre de Dauphine Henney Kilowat (uno de ellos participó en el stand de Renault en el Salón 2008, ver foto inferior).

 

1980: puesta enmarcha de Renault 4L eléctricos, para EDF.

 

1989: lanzamiento de Clio III Elektro, veloz (110 km/h), pero con solo 80 km de autonomía.

 

1992: presentación de Zoom, ‘concept car' de Renault y MATRA.

 

1994: creación de un taller de montaje rápido de vehículos eléctricos. Se revelan - mediante imágenes - tres Ampératrices, pequeños ‘concept cars' de propulsión eléctrica.

 

1996: regresa Clio eléctrico, en una versión rally que alcanza los 210 km/h con 40 km de autonomía. A pesar de sus 600 kg de baterías, gana el rally de Monte-Carlo de vehículos eléctricos.

 

1997: París - Trouville sin recambio con Twingo Élégie. Praxitèle: servicio de alquiler de Clios eléctricos en Saint- Quentin-en-Yvelines (Francia).

 

1999: Lanzamiento de Kangoo Electr'road equipado con un pequeño motor térmico adicional que produce electricidad para recargar las baterías. 300 km de autonomía y 500 ejemplares comercializados.

 

2008: presentación de Z.E. Concept en el Salón de París. Acuerdo entre Renault y EDF para crear un operador de movilidad eléctrico que pondrá a disposición de la clientela una infraestructura de recarga y gestión de autonomía para su vehículo.

UN MERCADO AGITADO

UN MERCADO AGITADO

Vehículos eléctricos que ya circulan, numerosos proyectos anunciados, diferentes estrategias, actores poco conocidos... Un paisaje en el que todos los grandes constructores esperan jugar un papel importante.

 

Aunque la batalla del vehículo eléctrico aún no ha comenzado, lo cierto es que ya se está jugando en el terreno de la comunicación. No pasa ni un solo mes sin que aparezcan anuncios de nuevos proyectos y no hay un salón automovilístico que no revele nuevos prototipos. En este contexto de sobreexcitación, donde sólo una estricta vigilancia de la actualidad permite saber en qué punto nos encontramos, constatamos que ya hay otros modelos en circulación. La mayor parte han sido desarrollados por pequeños constructores y se concentran en nichos tales como pequeños utilitarios o biplazas urbanos. Algunos como Micro-Vett, se contentan con poner la batería a las creaciones de otras marcas (Fiat y Piaggio). En el alto de gama trabajan Tesla o Ventura, que propone su alabado Fetish, un modelo que podría llegar a proyectar la imagen del vehículo eléctrico hacia lo más alto. "Estos ejemplos muestran que, a la espera de la llegada de los grandes constructores, nuevos actores intentan posicionarse en este futuro mercado", indica Serge Matynia, encargado de la vigilancia tecnológica en la Dirección de la Prospectiva y Estrategia Técnica. "Muchas pequeñas estructuras se lanzan a la aventura, pero también nuevos actores que ponen grandes medios, como el francés Bolloré. Si estos recién llegados llegan a formar parte de esta restringida esfera, hay muchas posibilidades de que los constructores tradicionales intenten retomar los mandos".

 

MITSUBISHI, MERCEDES, BMW...

 

Casi todos han anunciado sus proyectos de vehículos 100% eléctricos con baterías de litio. Los precursores son Mitsubishi (con iMIEV) y Subaru (con R1e), cuyos modelos circulan experimentalmente antes de la comercialización prevista en Japón en 2009. Debería seguir, en 2010, Mercedes con un Smart y después clase A. BMW prevé cientos de Minis para finales de 2009 o principios de 2010, antes de que aparezca un coche eléctrico con el emblema BMW. Otro alemán en la carrera: Volkswagen, que produciría pequeños volúmenes en 2010 a partir de la plataforma presentada el año pasado en Francfort. Finalmente, mientras que Peugeot-Citroën apuestan por el híbrido, el grupo francés desarrolla su alianza con Mitsubishi para desarrollar vehículos eléctricos.

 

Ciertos constructores tienen estrategias atípicas. El indio Tata, muy ambiciosao, se lanza con un proyecto de vehículos de bajo coste que funcionan con baterías de plomo destinadas en un primer momento a...¡Noruega!. Toyota mantiene la tecnología híbrida con enchufe, permitiendo recargar las baterías de litio. GM, con su Chevrolet Volt, prevé un tipo de híbrido en el que la electricidad será el modo de propulsión principal, aunque un pequeño motor de gasolina responderá a las necesidades de autonomía reclamadas por las grandes distancias americanas. Nada impediría proponer más tarde una versión 100% eléctrica para Europa. Honda quiere saltar la etapa del litio para llegar más rápido a la "pila de combustible". La visión quedaría incompleta sin mencionar a BYD, en China: "Este fabricante de baterías propone también vehículos con motores normales", precisa Serge Matynia. "Sus modelos no han convencido, pero su competencia en baterías, su capacidad y el proyecto mostrado en Detroit hacen de él un rival potencial a tener en cuenta".

 

LO ESENCIAL DEL PROYECTO

 

- En el seno de la Alianza, Renault y Nissan colaboran para desarrollar vehículos 100% eléctricos destinados a una amplia clientela.

- Los primeros vehículos Renault serán comercializados en Israel y Dinamarca, posteriormente llegarán a Europa destinados a las flotas y a los clientes que residen en grandes ciudades.

- Los tres primeros proyectos ya han comenzado a desarrollarse con baterías NEC-Nissan y motores Renault.

- Para asegura el éxito del vehículo eléctrico, la Alianza negocia aspectos fiscales con los gobiernos y se rodea de socios para desarrollar infraestructuras de recarga de baterías.