Grupo de trabajo para nuevos proyectos en Castilla y Leon

CONSTITUIDO EL GRUPO DE TRABAJO QUE ESTUDIA NUEVOS PROYECTOS EN CASTILLA Y LEÓN

 

Ya se han mantenido las primeras reuniones entre la Administración española y Renault para estudiar la posibilidad de desarrollar un nuevo proyecto industrial en Castilla y León. Este grupo de trabajo está integrado por la secretaria general de Industria, Teresa Santero, el vicepresidente segundo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, así como por Luc Bastard, delegado de Medio Ambiente del Grupo, y Jean Pierre Laurent, presidente director general de Renault España.

 

La Administración Central manifestó el interés que tiene el Gobierno por incentivar el desarrollo del coche eléctrico, pues su objetivo es que haya en España un millón de vehículos eléctricos e híbridos en 2014, en la medida de lo posible de fabricación nacional. De esta forma el Gobierno pretende cumplir con el Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética, con el que se busca reducir la dependencia del petróleo.

 

La secretaria general de Industria reconoció que el Grupo Renault es el aliado perfecto para convertir en realidad este proyecto de vehículo eléctrico cero emisiones.

 

La Junta de Castilla y León, por su parte, manifestó que estaba dispuesta a poner sobre la mesa todo el apoyo que fuera necesario para sacar adelante esta iniciativa que no sólo pondría a la Comunidad a la cabeza del desarrollo tecnológico sino que además consolidaría el aparato industrial en la región.

 

Renault recogió la propuesta lanzada por las administraciones españolas pues considera que podría tratarse de un proyecto interesante tanto para la marca como para el tejido industrial con el que cuenta la empresa en España. De ahí que Renault propuso que se constituyeran tres grupos de trabajo en lugar de uno para avanzar de forma más operativa en el proyecto.

 

El primero de los grupos se encargará de estudiar la viabilidad de industrializar un vehículo eléctrico en Castilla y León, mientras que el segundo centrará su trabajo en la búsqueda del operador que se encargue de construir una red eléctrica de recarga de baterías en todo el territorio nacional.

 

Finalmente, se constituirá un tercer grupo que va a estar centrado en estudiar las condiciones fiscales y de ayuda para poder comercializar el vehículo en España. Las conclusiones a las que lleguen todos los grupos se conocerán a finales del mes de febrero.

 

Jean Pierre Laurent recordó además a las administraciones central y autonómica que España siempre ha sido la “segunda patria” de Renault y que su objetivo es que siga siéndolo, pues en la actualidad se producen aquí el 12% de los vehículos, el 40% de los motores y el 30% de las cajas de velocidades.