Medio ambiente y Vehículo EléctricoLanzamiento a gran escala de vehículos eléctricos

Project Better Place y la Alianza Renault-Nissan ponen en marcha un proyecto de vehículo eléctrico para el mercado israelí, con el fin de reducir de manera significativa las emisiones de CO2 y partículas. La solución propuesta es la respuesta al desafío que el gobierno israelí ha lanzado a la industria del automóvil y sus proveedores, para hacer evolucionar las infraestructuras de transporte del país hacia la utilización de energía renovables.
 
Es la primera vez en la historia que se cumplen todas las condiciones necesarias para el éxito de la comercialización a gran escala de vehículos eléctricos, gracias a una colaboración entre la Alianza Renault-Nissan y Project Better Place, cuyo protocolo de acuerdos ha sido firmado hoy en Jerusalén. El gobierno del país proporcionará a los clientes ventajas fiscales, Renault proveerá los vehículos eléctricos y Project Better Place construirá una red eléctrica de recarga de baterías en todo el territorio nacional. Los vehículos eléctricos llegarán al mercado en 2011.

- Vehículos 100% eléctricos: todas las funciones de los vehículos de Renault sólo utilizarán electricidad. El objetivo cero emisiones se alcanzar con idénticas prestaicones a las de un vehículo de gasolina 1.6l. Los vehículos eléctricos de Renault estarán equipados con batería de litio-ión, asegurando su autonomía y longevidad.
 
- Un modelo económicamente innovador: es la primera vez que la adquisición del vehículo y las baterías se hace por separado. Los consumidores comprarán   su  vehículo  y  suscribirán  un  abono para  su   provisión de energía, que incluirá la utilización de la batería facturada por kilómetro recorrido. Este  esquema es análogo al existente en el ámbito de los teléfonos móviles, donde el abono mensual se añade al precio de compra inicial.


- Un coste de utilización competitivo: el gobierno israelí ha prolongado hasta 2019 una ventaja fiscal por la compra de todo vehículo con cero emisiones, lo que lo hace más asequible. Teniendo en cuenta que el coste de la electricidad es inferior al de las energías fósiles y que el vehículo está garantizado durante todo su ciclo de vida, el coste de utilización total para el cliente será sensiblemente inferior al de un vehículo con motor térmico, sobre el ciclo de vida completo del vehículo.
 
- La infraestructura de la red de recarga: Project Better Place, cuya sede se encuentra en California, tiene la intención de construir una gran red de puntos de recarga de batería. La autonomía ya no será un obstáculo, porque se podrá recargar el coche en uno de los 500.000 puntos de recarga que estarán implantados en todo el territorio israelí. Un sistema informático indicará al conductor la cantidad de electricidad disponible y el punto de recarga más próximo. Nissan, a través de una filial compartida con NEC, ha concebido una batería que responda a las necesidades del vehículo eléctrico y garantizará su fabricación a gran escala. Renault está desarrollando baterías intercambiables para garantizar una movilidad permanente. El conjunto del dispositivo pasará una serie de pruebas que comenzarán este año.
 
- Un mercado ideal: en Israel, donde el 90% de los automovilistas recorren menos de 70 kilómetros diarios y donde la distancia entre los principales centros urbanos no supera los 150 km., el vehículo eléctrico podría ser el medio de transporte ideal y podría responder a la mayoría de las necesidades de la población en materia de transportes.

 

Con su socio Project Better Place, esta iniciativa ilustra la primera concreción del compromiso de la Alianza Renault-Nissan para comercializar vehículos con cero emisiones, a gran escala en el mundo.
 
Project Better Place
 
Project Better Place es una sociedad de capital de riesgo que tiene como objetivo reducir la dependencia mundial del petróleo, creando infraestructuras de transporte para los vehículos eléctricos, concebidos en función de las necesidades del mercado y con el fin de ofrecer a los consumidores un medio de transporte alternativo que sea al mismo tiempo más limpio y compatible con los imperativos del desarrollo sostenible.
 
Lanzado en octubre de 2007, Project Better Place construirá su primera red de recarga eléctrica en Israel y prevé desarrollar la misma infraestructura país por país, iniciando los primeros desarrollos en 2010.