Concept carsZo

Presentado en Ginebra en 1.998, Renault Zo es un todo-terreno con aspecto de escarabajo, que se desenvuelve fácilmente por cualquier camino, con la libertad de una moto de montaña.


Pensado para favorecer las sensaciones directas con la carretera y su entorno, su estilo insólito subraya un concepto lúdico. Para imaginárselo, los diseñadores han explotado la modularidad del chasis en aluminio surgido en el Spyder. El ensamblaje particular de las piezas mecánicas y de los elementos de carrocería potencian la tecnología.

Una suspensión inédita


La suspensión ha sido puesta a punto para conciliar las prestaciones ofrecidas por un vehículo deportivo y un todoterreno. Los resortes de los neumáticos junto a una bomba hidráulica, permiten modificar la altura del vehículo.


Para una conducción deportiva en carretera, el piloto elige la posición baja que, siendo más rígida, ayuda a conseguir el comportamiento dinámico del coche. En caminos, opta por una posición más alta y ligera. Además, para beneficiarse de una ergonomía y una visibilidad máximas, el piloto está sentado en el centro del habitáculo.

Una morfología muy especial


Sus largas vías y sus ruedas en las cuatro esquinas, confieren al Renault Zo proporciones poco habituales. El salta-viento aerodinámico ofrece un campo de visión excepcional. Las puertas se abren como las alas de un escarabajo.

Como en el caso de una moto, los botones están limitados a lo estrictamente necesario: retrovisores exteriores, tacómetro, medidor de combustible e indicador de velocidad, dos mandos impulsionales (cambio de marchas e indicadores de dirección), y luces de señalización e iluminado.

Armonía de material y color


Predominan: gris claro para el arco de seguridad, las vigas de la estructura y el salta-viento; gris oscuro para el volante, el tablero de bordo y el bajo. Complementan: los cinturones de seguridad, de color ciruela, que permiten resaltar el gris antracita con nubes marrón dorado de los asientos. La materia que los recubre destaca a pesar de su deliberada textura lisa cuya finalidad es dar un mayor confort.


La utilización del aluminio permite revalorizar numerosos detalles del cuadro de instrumentos o de los pedales. Las luces de freno y los intermitentes traseros, están constituidos de Lumogen (polvo coloreado mezclado con resina). Este material, asociado a tubos de neón, tiene la particularidad de difundir una luz homogénea y muy intensa.

Motores y neumáticos


El compartimento del motor, en armonía con el resto del vehículo, acoge el F5R 2 litros 16v inyección directa gasoil. Este motor Renault, primer motor europeo de serie utilizando esta tecnología, desarrolla una potencia de 100 KW para un par máximo de 188 Nm. Está asociado a la caja de cambios automática Pro-activa.

Renault Zo está equipado con neumáticos Michelín, más dirigidos al exterior que al interior. Esta particularidad permite asegurar una mayor adherencia en posición todoterreno.