Concept carsScénic

Presentado en Frankfurt en 1991 conceptualiza el coche familiar del siglo XXI y se inspira en la invitación al viaje.


Cinco años más tarde, el coche de serie del mismo nombre recoge ciertos trazos característicos del concept-car, en el que la doble plancha, la abundancia de compartimentos accesibles, la independencia de los cinco asientos y su versatilidad, la posición alta de la conducción y naturalmente, la arquitectura monocuerpo de la compuerta trasera, lo caracterizan.

Inteligencia en la innovación


Con una arquitectura original, Renault Scénic conjuga seguridad de alto nivel con un confort inigualable.


Aperturas invisibles: un mando infrarrojo lo acciona. Tampoco hay retrovisores: micro-cámaras retransmiten la visión trasera en pantallas multifunción situadas en el tablero de bordo.


Renault Scénic juega astutamente con el equipamiento interior: radio-teléfono-lector de CD, mini-bar...

La vida a bordo es parte del viaje


La instalación de los asientos, los diferentes colores bautizados Europa, Asia, América... son una clara invitación al viaje. Los dos asientos delanteros giran 180º. La moqueta que recubre el suelo dibuja un mapamundi imaginario.


Una consola de juegos en la parte trasera, pequeñas mochilas en la espalda de cada asiento, Renault Scénic está también preparado para viajar con niños.

La mejor climatización


Con una verdadera circulación de aire alrededor de los pasajeros y un tablero de bordo sin ventiladores, Renault Scénic revoluciona la climatización. Instalado actualmente en el Renault Espace, este sistema "inteligente" ofrece una homogeneización perfecta de las temperaturas.


Un primer grupo de ventilación, en la parte delantera, produce permanentemente calor y frío, según las necesidades. Un segundo grupo, en el único pie medio, genera frío suplementario cuando la temperatura exterior supera los 20º.