Concept carsFiftie

Renault Fiftie celebra los 50 años del mítico 4CV, que empezó en 1.946 la tradición por los pequeños vehículos Renault, en la que la firma se afianzó con los vehículos Renault Dauphine, 4L, Renault 5, Súpercinco y Twingo.


Haciendo referencia en todo al 4CV, Renault Fiftie es una propuesta contemporánea para un coche de lujo biplaza. Atrevido y espontáneo, muestra un gran sentido del humor y la diversión.

Concepción.


La semejanza con el 4CV se evidencia desde los bigotes de la parte delantera, hasta las aletas de ventilación de la trasera.


Su silueta rechoncha y de largas vías dan al Renault Fiftie el aire de un berlina deportivo: estructura de aluminio e implantación mecánica. El estilo es dinámico y está apoyado por la forma de los faros delanteros que recuerdan a unos "apóstrofes".

Sus neumáticos son de enganche vertical y están asociados a un detector de pérdida de presión, asegurando así un comportamiento en carretera normal en caso de variación.


Este concept-car recorre la naturaleza silenciosa y limpiamente. Naturalmente, todos los materiales de Renault Pangea son reciclables.

Ambiente natural.


El ambiente interior juega con el color de la naturaleza; varía entre el amarillo y el verde, entre el sol y el árbol. El interior es fresco y caluroso a la vez, el tejido mezcla el algodón y el lino. Renault Fiftie está hecho para disfrutar relajadamente de los mejores paisajes...


Mientras los asientos se mantienen fijos, el volante y los pedales se acercan al conductor. En una escapada al aire libre, el techo se retira completamente gracias a una serie de láminas que se deslizan sobre la luna trasera.

Cuidado al detalle.


Liso y despejado, el Renault Fiftie abre, al ser arrancado, el tablero de bordo como un piano, para mostrar el cuadro de instrumentos. En el centro, un teclado centraliza los botones relativos a las funciones de confort y comunicación: cadena de alta fidelidad, sistema de calefacción y climatización, ayuda a la conducción, teléfono...